lunes, 24 de marzo de 2014

Prestación de servicios por talleres de reparación de automóviles en Castilla la Mancha

Contenido

  1. Clasificación de los talleres
  2. Autorizaciones administrativas
  3. Piezas de repuesto
  4. Carteles de información al usuario
  5. Derecho de adminisión
  6. Presupuesto
  7. Resguardo de deposito
  8. Conservación de documentos
  9. Factura
  10. Garantías
  11. Utilización del vehículo
  12. Reclamaciones
  13. Derecho de retención



1. Clasificación de los talleres

Por su relación con los fabricantes de vehículos y equipos y componentes:
Talleres genéricos o independientes: Los que no están vinculados a ninguna marca que implique especial tratamiento o responsabilidad acreditada por aquélla. Estos talleres tienen prohibida la ostentación de referencias a marcas, tanto en el exterior como en el interior del taller, que puedan inducir a confusión o error al usuario, respecto a la vinculación con la que si cuentan los talleres oficiales de marca.
Talleres oficiales de marca: Los que están vinculados a empresas fabricantes de vehículos automóviles o de equipos y componentes, nacionales o extranjeras, en los términos que se establezcan por convenio escrito.
Por su rama de actividad:

Talleres de mecánica: Aquellos que realizan trabajos de mantenimiento, reparación, sustitución o reforma en el sistema mecánico del vehículo, y equipos y elementos auxiliares, neumáticos y equipos de aclimatación de vehículos, excepto el equipo eléctrico.
Talleres de electricidad: Los que llevan a cabo trabajos de mantenimiento, reparación, sustitución o reforma en el equipo eléctrico y electrónico del automóvil, tanto básico del equipo motor, como los auxiliares de alumbrado, señalización, acondicionamiento e instrumental de indicación y control.
Talleres de carrocerías: Los que ejecutan trabajos de reparación o sustitución de carrocerías o sus elementos, incluso estructuras portantes y autoportantes, guarnicionería y acondicionamiento interior y exterior de los mismos.
Talleres de pintura: Los que realizan trabajos de pintura, revestimiento y acabado de carrocerías.
Como especialidad, se distinguen del resto los talleres de reparación de motocicletas, como aquellos que se dedican a trabajos de mantenimiento, reparación, sustitución o reforma en vehículos de dos o tres ruedas a motor o similares.

2. Autorizaciones administativas

La instalación de nuevos talleres de reparación de vehículos automóviles y ampliación y traslado de los existentes requerirá de previa inscripción en el Registro de Establecimientos Industriales, siendo preciso la aportación de proyecto técnico, en el cual se describirá entre otros extremos el equipamiento con que contará el taller que, en ningún caso, será inferior al que se detalla en el Anexo 1º del Decreto 96/2002, de Castilla La Mancha.
Inscrito el taller en el registro mencionado, se le atribuirá un número de inscripción en el Registro de talleres de reparación de vehículos, el cual se hará constar en toda la documentación del taller (presupuestos, resguardos de depósito, órdenes de reparación, facturas,...), así como en la placa-distintivo que el taller debe exhibir en la fachada principal del establecimiento, y donde también se hará constar la rama de actividad que ejerce (mecánica, electricidad,...).
Aparte de ésta autorización específica para talleres de reparación de vehículos automóviles, son precisas el resto de autorizaciones exigidas por la normativa vigente, entre las que se encuentra la Licencia de Apertura en el Ayuntamiento.

3. Piezas de repuesto

Todos los elementos, piezas o conjuntos que los talleres utilicen en sus reparaciones deberán ser nuevos y adecuados al modelo de vehículo objeto de reparación.
De manera excepcional, se podrán instalar piezas que no sean nuevas, previa conformidad escrita del cliente, en los siguientes casos:
Los talleres podrán instalar elementos, equipos o conjuntos acondicionados o reconstruidos por los fabricantes de los mismos, por los servicios autorizados por éstos, o por industrias especializadas autorizadas expresamente por el Ministerio.El taller adjuntará a la factura entregada al cliente información de la procedencia de los elementos, equipos o conjuntos y la garantía de los mismos. En el caso de industrias especializadas autorizadas por el Ministerio competente, deberá constar, además, de forma expresa y por escrito, dicha circunstancia y el número de Registro Especial de Fabricantes de Partes, Piezas y Equipos para Vehículos Automóviles que le corresponda.
También podrán ser instalados determinados elementos o conjuntos usados, reconstruidos por talleres especialistas expresamente autorizados por el Ministerio, para la utilización exclusiva de éstos en las reparaciones que ellos efectúen en vehículos cuyos modelos incorporen el conjunto reconstruido, y siempre que el taller se responsabilice, también por escrito, de que tales conjuntos se hallan en buen estado y ofrecen suficiente garantía.
Por último, podrán utilizarse piezas usadas o no específicas del modelo de vehículo a reparar, siempre que el taller se responsabilice, por escrito, de que las piezas se encuentran en buen estado y de que las piezas no específicas permiten una adaptación con garantía suficiente en el modelo de vehículos que se repara, en los casos siguientes:
Por razón de urgencia justificada.
Por tratarse de elementos de modelos que se han dejado de fabricar y de figurar en las existencias normales de los almacenes de repuestos.
Por cualquier otra razón aceptada por el usuario, siempre y cuando no afecte a elementos activos o conjuntos de los sistemas de frenado, suspensión y dirección del vehículo.
Los talleres no podrán instalar en los vehículos automóviles, piezas, elementos o conjuntos cuya utilización esté prohibida por las normas de circulación, como por ejemplo, detectores de radares, piezas aerodinámicas no homologadas o elementos que varíen las características originales del motor (potencia, revoluciones,...)
El taller que efectúe la reparación está obligado a presentar al cliente, y a entregar al término de la misma, salvo negativa expresa del consumidor por escrito o impedimento legal, las piezas, elementos o conjuntos que hayan sido sustituidos.
Todos los talleres están obligados a tener a disposición del público justificación documental que acredite el origen y el precio de los repuestos utilizados en las reparaciones.
En ningún caso el taller podrá obligar al usuario a aportar piezas o repuestos para efectuar las reparaciones. De igual forma, tampoco el cliente podrá exigir que se coloquen las piezas o repuestos aportados por él.

4. Carteles de información al usuario


Todos los talleres estarán obligados a exhibir al público, de forma perfectamente visible en caracteres de tamaño no inferior a 7 milímetros:
Los precios aplicables, el IVA repercutido y el total de ambas cantidades:
Por hora de trabajo.
Por trabajos que se realicen fuera de la jornada normal de trabajo del taller.
Por servicios móviles propios.
Por gastos diarios por estancia.
Leyendas que especifiquen lo siguiente:
Todo usuario o quien actúe en su nombre tiene derecho a presupuesto escrito de las reparaciones o servicio que solicite.
Todas las reparaciones o instalaciones están garantizadas como mínimo por tres meses o 2.000 kilómetros (excepto vehículos industriales en que el plazo será de quince días), en las condiciones especificadas en el artículo 16.2 del Decreto 96/2002, de 25 de junio por el que se regula la actividad industrial y la prestación de servicios de los talleres de reparación de vehículos automóviles.
El coste por la elaboración del presupuesto se determinará de conformidad con lo establecido en el artículo 12.3 del Decreto 96/2002, de 25 de junio, por el que se regula la actividad industrial y la prestación de servicios en talleres de reparación de vehículos automóviles.
Sólo podrá cobrarse el presupuesto cuando el cliente no realice seguidamente la reparación en el taller en que fue elaborado, salvo acuerdo previo entre el taller y el usuario, que conste por escrito.
Este establecimiento tiene a disposición del público una copia del Decreto 96/2002, de 25 de junio, por el que se regula la actividad industrial y la prestación de servicios en talleres de reparación de vehículos automóviles.
El usuario tiene derecho a que le sean entregadas las piezas que le han sido sustituidas.
En los talleres genéricos o independientes : No se cobrará en concepto de mano de obra más del 20 por 100 de los tiempos indicados en las tablas de las distintas marcas, las cuales se encuentran a disposición del usuario, salvo que se acredite imposibilidad técnica de arreglo en los tiempos establecidos.
En los talleres oficiales de marca: Cuando se reparen vehículos de marca distinta de la que se ostenta, no se cobrará en concepto de mano de obra más del 20 por 100 de los tiempos indicados en las tablas de las distintas marcas, las cuales se encuentran a disposición del usuario, salvo que se acredite imposibilidad técnica de arreglo en los tiempos establecidos.
Horario de prestación de servicio al público, de forma perfectamente visible desde el exterior, tanto de los servicios usuales como de los especiales, cuando existan.


5. Derecho de admisión


Los talleres atenderán al público en sus establecimientos, siempre que las peticiones se presenten dentro del horario establecido, sin perjuicio de poder reservarse el derecho de admisión amparándose en causas razonables, objetivas y proporcionadas que han de ser, en todo caso, comunicadas por escrito al usuario. Los servicios cubiertos por garantía no deberán sufrir ninguna postergación.
Los talleres oficiales de marca podrán reservarse el derecho de admisión de vehículos de otras marcas que no sean su representada.


6. Presupuesto


Todo usuario, o quien actúe en su nombre, tiene derecho a que le sea entregado un presupuesto escrito, que tendrá una validez mínima de doce días hábiles, contados a partir del día siguiente a aquél en que se efectúe su entrega.
Unicamente podrá procederse a la prestación del servicio una vez que el usuario, o persona autorizada, haya concedido su conformidad mediante la firma del presupuesto o haya renunciado de forma expresa y por escrito a la elaboración del mismo.


Contenido del presupuesto


El número de taller que consta en el Registro correspondiente, así como su identificación fiscal y domicilio del titular del mismo.
El nombre, NIF y domicilio del usuario.
La identificación del vehículo, con expresión de marca, modelo, matrícula y número de kilómetros recorridos. Avería o defecto observado por el que se solicita el servicio, reparaciones a efectuar, elementos a reparar o sustituir y/o cualquier otra actividad, con indicación del precio total desglosado a satisfacer por el usuario, especificándose con o sin IVA incluido.
La fecha y la firma del prestador del servicio.
La fecha prevista de entrega del vehículo ya reparado, a partir de la aceptación del presupuesto.
Indicación del tiempo de validez del presupuesto.
Espacio reservado para la fecha de aceptación por el usuario y firma del mismo.


Coste del presupuesto


En los talleres oficiales de marca, salvo que se justifique la necesidad de emplear mayor cantidad de tiempo y se advierta de tal circunstancia al cliente, el coste del presupuesto no podrá ser superior al resultado de multiplicar el precio de la hora de trabajo anunciada en el taller, por el número de horas establecido por las distintas marcas a sus talleres oficiales en las tablas de tiempos de trabajo para la realización de las operaciones que hayan sido razonablemente necesarias para diagnosticar la avería y reponer el vehículo en condiciones análogas a las que tenía cuando fue entregado.
El coste del presupuesto será incrementado por los impuestos y gravámenes que sean legalmente repercutibles. Asi como podrá ser repercutido el precio de venta al público de aquellos materiales que haya sido necesario restituir para dejar el vehículo en las condiciones iniciales en que fue entregado al taller.
Sólo podrá cobrarse el presupuesto cuando el cliente no realice seguidamente la reparación en el taller que lo haya confeccionado, salvo acuerdo previo entre el taller y el usuario, que conste por escrito.
Si el taller decidiese cobrar el presupuesto, de acuerdo con lo previsto en el punto anterior, en la factura correspondiente se detallarán las operaciones que han sido necesarias para detectar la avería, y el precio que deberá pagar por cada una de éstas.


Renuncia a la confección de presupuesto


Toda renuncia a la confección del presupuesto deberá hacerse constar de forma expresa en el resguardo del depósito, bien con la frase renuncio al presupuesto  o con otra similar escrita de puño y letra del cliente y la firma, bien haciendo figurar en dicho documento, en recuadro aparte donde deberá estampar la firma el usuario del servicio, en letras mayúsculas impresas de 3 milímetros de altura la frase única: el cliente renuncia a la confección del presupuesto.
En el caso de que el presupuesto no sea aceptado por el usuario, el vehículo deberá devolvérsele en análogas condiciones a las que fue entregado antes de la realización del presupuesto.


Defectos ocultos no presupuestados


Las averías distintas a las que figuren en el presupuesto o defectos ocultos que eventualmente puedan aparecer durante la reparación del vehículo deberán ser puestos en conocimiento del usuario en el plazo máximo de dos días laborables a partir del día siguiente a aquél en que el profesional tenga conocimiento de las mismas, con expresión de su importe, y solamente previa conformidad expresa del mismo podrá realizarse la reparación.


7. Resguardo de depósito


En todos los casos en que el vehículo quede depositado en el taller, tanto para la elaboración de un presupuesto como para llevar a cabo una reparación previamente aceptada, incluidas las reparaciones efectuadas en periodo de garantía, el taller entregará al usuario un resguardo acreditativo del depósito del vehículo. En los casos en que inicialmente exista presupuesto, debidamente firmado por el taller y el usuario, éste hará las veces de resguardo de depósito.


Contenido


El número de taller que consta en el Registro correspondiente, así como su identificación fiscal y domicilio del titular del mismo.
El nombre, NIF y domicilio del usuario.
La identificación del vehículo, con expresión de marca, modelo, matrícula y número de kilómetros recorridos, así como si el depósito del vehículo se efectúa para la confección del presupuesto o para la reparación del vehículo.
Descripción sucinta de la reparación o servicios a prestar, con sus importes, si fuesen ya conocidos, en el caso de que el vehículo se entregue para su reparación.
Fecha prevista de entrega, bien del presupuesto solicitado, bien del vehículo reparado.
Fecha y firma del prestador del servicio.
Coste diario de los gastos de estancia del vehículo.
La presentación del resguardo será necesaria, tanto para la recogida el presupuesto como para la retirada del vehículo. En caso de pérdida del resguardo, el usuario deberá identificarse por cualquiera de los medios válidos en derecho y a plena satisfacción del taller.
El usuario podrá desistir del encargo realizado en cualquier momento, abonando al taller el importe por los trabajos efectuados hasta la retirada del vehículo


8. Conservación de los documentos


Los documentos de presupuesto, resguardo de depósito u orden de reparación del vehículo se expedirán por duplicado, entregándose un ejemplar al cliente. Los talleres conservarán dichos documentos durante un plazo de 6 meses desde el vencimiento de la garantía, en su caso, o desde su emisión si la reparación no fue efectuada, a disposición de las Autoridades competentes y del usuario.


9. Factura


Todos los talleres están obligados a entregar al cliente factura escrita con el siguiente contenido:
Número de la factura, lugar y fecha de emisión
Nombre y apellidos o denominación social, número de identificación fiscal y domicilio del expedidor y del destinatario
Desglose de todos los cargos devengados, las operaciones realizadas, piezas o elementos utilizados y horas de trabajo empleadas, señalando para cada concepto su importe, de acuerdo con las tarifas de precios expuestas y con lo que se haya presupuestado.
Impuestos repercutidos.
Kilómetros a la salida del taller, a efectos de cómputo de la garantía.
Con letra de tamaño no inferior a 1,5 milímetros, la duración de la garantía, así como las siguientes frases:
La garantía del servicio a que se refiere esta factura será total y comprenderá mano de obra, piezas sustituidas, servicio de grúa, desplazamiento de operarios e impuestos, cargos o gravámenes que le sean aplicables, y su cumplimiento se realizará sin que quepa postergación.
La manipulación por terceros de las piezas garantizadas puede invalidar la garantía.
Averiado el automóvil en garantía, deberá el cliente ponerse en contacto con el taller garante para que proceda al cumplimiento de la garantía directamente o a través de terceros. A tales efectos, el aviso se realizará mediante cualquier medio que permita tener constancia de su recepción por el taller reparador.
Si el taller garante no contestase a su requerimiento o se negase al cumplimiento de sus obligaciones, podrá el cliente realizar la reparación en cualquier otro establecimiento de entre los que se encuentren más próximos, quedando el garante obligado al pago de la factura frente al cliente o usuario.
Firma y sello del taller.


Precio de las piezas


Cuando una reparación conlleve la sustitución de piezas, no podrá recargar el taller cantidad alguna sobre el precio de venta al público de las mismas. A tal efecto, el taller tendrá a disposición del cliente el albarán o documento justificativo del precio de las piezas utilizadas en el arreglo.
Los talleres genéricos o independientes, o los talleres de marca cuando reparen vehículos de marca distinta a la representación que ostenten, podrán cobrar desplazamientos para adquirir las piezas sustituidas únicamente en circunstancias excepcionales, acreditando debidamente los gastos producidos y siempre y cuando el cliente haya sido advertido previamente y acepte dicho gasto por escrito.


Precio del tiempo empleado en la reparación


Los talleres oficiales de marca sólo podrán, como máximo, facturar como tiempo empleado en la reparación o sustitución de piezas, el previsto en las tablas de tiempos.
Los talleres genéricos o independientes, o los talleres de marca cuando reparen vehículos de marca distinta a la representación que ostenten, no podrán cobrar, en concepto de mano de obra, ninguna cantidad superior al 20 por 100 de las cantidades establecidas para los tiempos indicados en las tablas de las distintas marcas, salvo que se acredite imposibilidad técnica de arreglo en los tiempos establecidos.
En las reparaciones no podrán cobrarse cantidades superiores a las que corresponderían, si en lugar de proceder al arreglo de la pieza, se hubiera realizado su sustitución, caso que ésta fuera posible, excepto conformidad por escrito del cliente.


Gastos de estancia


Únicamente podrán devengarse gastos de estancia cuando, confeccionado el presupuesto o reparado el vehículo, y puesto en conocimiento del usuario este hecho, no proceda al pronunciamiento sobre la aceptación o no del presupuesto o a la retirada del vehículo en el plazo de tres días hábiles a partir de la puesta en conocimiento del interesado de tales circunstancias. En todo caso, dichos gastos de estancia sólo procederán cuando el vehículo se encuentre en locales bajo custodia del taller y por los días que excedan del citado plazo, debiendo constar el importe que se devengue por día de estancia en el correspondiente resguardo de depósito.


10. Garantías


Todas las reparaciones o instalaciones efectuadas en cualquier taller quedarán garantizadas las siguientes condiciones:
Se establece como período de garantía mínima obligatoria el de tres meses, salvo si se trata de vehículos industriales, en que este período será de quince días. La garantía se considerará extinguida antes de los citados períodos si el vehículo ha recorrido más de dos mil kilómetros.
Todo esto se entiende sin perjuicio del hecho de que las piezas incluidas en la reparación tengan un plazo de garantía superior, rigiendo en este caso y para estas piezas el plazo mayor, que es de dos años para las nuevas y de un año para las usadas.
El período de garantía se computará desde la fecha de entrega del vehículo y tendrá validez siempre que el mismo no sea manipulado o reparado por terceros.
La garantía se entiende total, incluyendo materiales aportados y mano de obra, y afectará a todos los gastos que se puedan ocasionar, tales como los del transporte que la reparación exija, el desplazamiento de los operarios que hubieran de efectuarla cuando el vehículo averiado no pueda desplazarse, el valor de la mano de obra y material de cualquier clase, así como la imposición fiscal que grave esa nueva operación.
Producida una avería durante el período de garantía en la parte o partes reparadas, el taller garante, previa comunicación del usuario, deberá reparar gratuitamente dicha avería. A tal objeto indicará al usuario si la nueva reparación será efectuada por el propio taller o por otro taller que actúe en su nombre en el caso de que ello sea necesario para llevar a cabo la reparación con mayor rapidez. La reparación de averías surgidas en el plazo de garantía reiniciará un nuevo periodo de garantía que será de idéntica duración al fijado de modo general.
La eventual aportación de piezas por el usuario, para la reparación de su vehículo, no afectará en ningún supuesto a la seguridad vial, ni será contraria a las normas de tráfico, debiendo el taller revisar dichas piezas, negándose a colocar piezas defectuosas o no homologadas; en todo caso, el taller que las montó no garantizará las mismas, aunque sí su montaje y colocación adecuada.
El taller no se responsabilizará de la avería sobrevenida en relación con la o las reparaciones anteriores efectuadas, cuando el fallo mecánico se derive de la no aceptación por parte del usuario de la reparación de anomalías o de averías ocultas, previamente comunicadas, siempre y cuando la referida falta de aceptación se haya hecho constar en la factura, así como la necesidad de su reparación.


11. Utilización del vehículo


El taller no podrá, bajo ningún concepto, utilizar para usos propios o de terceros ningún vehículo que haya sido dejado en reparación, sin permiso expreso del propietario. La conducción del vehículo fuera de las dependencias del taller y a cargo de personal del mismo únicamente estará justificada cuando, por la naturaleza de las reparaciones, resulte aconsejable o necesario para su adecuada comprobación.


12. Reclamaciones


Todos los talleres de reparación de vehículos automóviles tendrán a disposición de los usuarios Hojas de Reclamaciones, debiendo anunciar su existencia mediante el correspondiente cartel anunciador homologado.


13. Derecho de retención en caso de impago de la reparación


El articulo 1.600 del Código Civil dispone lo siguiente: El que ejecutó una obra en cosa mueble, tiene el derecho de retenerla en prenda hasta que se le pague.
En definitiva el titular de un taller puede negarse a entregar un vehículo reparado, si no se le paga previamente el importe de la reparación efectuada. Pero debe tener la precaución siempre de que se cumplan los requisitos establecidos: confección de presupuesto, firma de la orden de reparación, etc; y tener en cuenta que el coche no esté embargado con anterioridad por otra deuda.
Este derecho del taller se mantiene aún en los siguientes casos:
Aún que el que encargó la reparación no sea el propietario del vehículo.
Aún que existan discrepancias sobre el precio a no ser que se pactara el pago a plazos.
Aún que se intente pagar con talón o letra de cambio.
Aún que se recabe el auxilio de la fuerza pública (Guardia Civil , Policía Municipal, etc). En este caso, el taller debe explicar a los agentes las razones de la retención, pedir que consulten con un superior o pedir entrevista con el mismo, si esto no da resultado el taller debe pedir a los agentes la orden de entrega por escrito, y si estos se niegan , pedir la presencia de testigos, dando cuenta enseguida a los superiores de los agentes.
Aún que el vehículo sea embargado durante su estancia en el taller por otras deudas del propietario. En este caso debe de advertir a la Comisión Judicial la deuda derivada de la reparación y de su derecho a cobrar con preferencia a cualquiera otra reclamación incluida la de los salarios debidos a los trabajadores del propietario del vehículo. Si la autoridad judicial dispusiera el cambio de depositario, en la diligencia se pedirá que se haga constar el derecho prioritario de retención por razones de deudas.
Por esto es fundamental que el taller cumpla siempre las exigencias normativas por para la admisión del vehículo al taller, como dijimos anteriormente; de otra manera puede ocurrir que esta medida se vuelva en contra del propietario del taller.
Hay que tener en cuenta que no se puede retener un vehículo exigiendo el pago de una deuda contraída en reparaciones anteriores.


Resúmen de la normativa aplicable


El contenido de éste informe se ha efectuado sobre el Decreto 96/2002 de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha de protección de los consumidores en la prestación de servicios por talleres de reparación de vehículos automóviles. Otra normativa complementaria es el Real Decreto 1547/1986, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles, de sus equipos y componentes, el R.D.2135/1980 y Orden de 19.12.1980, la Ley 21/1992 de Industria, el Decreto 72/1997 de Castilla la Mancha sobre Hojas de Reclamaciones y la Orden de la Consejería de Sanidad de 28.07.1997 que lo desarrolla.


Ejemplos prácticos de la documentación reglamentaria


La reglamentación establece la obligatoriedad de diversa documentación que podemos distinguir entre la que se precisa antes de reparar el vehículo y la que se ha de confeccionar una vez terminada:


Documentos previos a la reparación


El resguardo de depósito del vehículo, que acredita que se ha entregado al taller y cuya exhibición resulta imprescindible para retirarlo.
El presupuesto, como documento obligatorio salvo renuncia expresa del cliente. Su aceptación hace las veces de resguardo de depósito.
La orden de reparación.como documento que acredita que el cliente ha encargado la reparación de su vehículo y ha renunciado a la confección del presupuesto.